#Label1 { font-family: Gruppo; font-size:12px; }

jueves, 20 de abril de 2017

Ida y Vuelta

Están siendo unas vacaciones a la inversa… Y digo a la inversa, porque a pesar del sol, hace frío en Bilbao. Y a pesar de estar de vacaciones, no he parado ni un momento.  Mucho ajetreo de trámites, revisiones médicas y “gastronomías” varias entre amigos, pero también he encontrado ratos para coser y preparar nuevos proyectos.


Esta es una mini tabla de planchar que vi en el blog de Eva. Se acabó sacar la tabla o una toalla cada vez que necesitaba planchar pequeñas costuras o un bloque. Sin complicaciones: tablero DM, guata, tela, fieltro y pegamento textil.



Usé un fat quarter de French General de la colección Joyeux Noël. Me encantan los diseños de French General. Todos!!! 


Y hablando de telas… en casa me esperaban unos paquetes con regalos de Mary y otras de Kokka que compre online en Nunoya. Puro vicio. 









jueves, 6 de abril de 2017

Más Dolly Days



Han subido las temperaturas y el calor es bochornoso. Los días transcurren tranquilos entre la terraza y la piscina. Deseando ver montado el top, sigo con los bloques de Dolly Days. Echo de menos a Lola. La recuerdo durmiendo en el sofá con sus ronquiditos quedos. La pancita suave y calentita elevándose al ritmo de su respiración. Mi querida y adorada Lolita. 







A punto de cerrar la maleta para unas vacaciones en casa... Poco que llevar. Como si de una matrioska se tratara, relleno una maleta con otra más pequeña. Volverán abarrotadas de telas, de nuevos proyectos y de esos manjares que alegran la vida. Larga vida al jamón, a los quesos viejos, al chorizo picante y al patch!!!




viernes, 31 de marzo de 2017

My Way Creole

Mañana de domingo. Aún adormilada, unto la tostada entre cánticos religiosos que llegan a la terraza desde la iglesia, oculta entre los árboles de la ladera. Se me despierta un recuerdo de las fiestas del pueblo: mi tía Carmen entregada al canto, desafinando sin complejos en plena misa mayor. Los primos intercambiábamos hilarantes miradas de ojos llorosos y los vecinos tosían reprimiendo carcajadas. Sí... parece que en ese coro hay una "tía Carmen haitiana".  

Pongo mermelada en la segunda tostada y comienza a oírse algo que parece... My Way??? Lo es, Sinatra en versión creole. Corro a despertar a mi marido y mientras desayuna me cuenta que, en la iglesia del hospital, el coro canta Eres Tú de Mocedades. 



He terminado algunos bloques más de Dolly Days. Muero de ganas de ver el top acabado, rematar UFOs y comenzar nuevos proyectos que están "en cola". Cuántas vidas necesita una quilter?















jueves, 23 de marzo de 2017

Postales desde Port au Prince


Nunca pensé que celebraría mi cumpleaños a 8.000 km de casa.



Sin adjetivos. Las imágenes tomadas desde el coche o desde el atalaya de la terraza reflejan  la  dura realidad diaria.






















Las cara más amable del país habría que buscarla en zonas rurales y de montaña. A medida que nos alejamos, los males y la basura de la capital también parecen quedar atrás. 






En los hoteles de la playa se respira un perfecto ambiente resort caribeño. Todo un paraíso de caras morenas y felices, lejos del purgatorio de Puerto Príncipe.





Hay más estampas de Haití, aunque todas ellas hablan de desigualdad, pobreza endémica y abismos sociales. "Somos muchos pero hay un solo cielo", nos decía un predicador que encontramos caminando por la montaña... Era domingo, día de rezos y cánticos. No quise cuestionar su fé con preguntas incómodas. Ojalá nos cobijara a todos el mismo cielo y ojalá su Dios, nos librara de tanto mal. Amén.